Estudiantes de Buenos Aires sorprendió a Vélez y lo eliminó de la Copa Argentina

Con goles de Julio Serrano y Facundo Cardozo, en contra, el “Pincha” de Caseros superó 2 a 0 al “Fortín” en cancha de Lanús. Los de Fabián Anselmo jugarán los octavos ante Instituto, que derrotó a Arsenal.
En el Néstor Díaz Pérez, Vélez hizo su presentación en la Copa Argentina frente a Estudiantes de Buenos Aires. Con la presencia de Lucas Pratto entre sus once iniciales, los dirigidos por José Flores salieron a demostrar su jerarquía desde el inicio del partido.

Antes de llegar al primer cuarto de hora, el “Fortín” amenazó al arco defendido por Martín Ríos con un cabezazo de Roberto Nanni y un disparo lejano de Jorge Correa. En cambio, los de Fabián Anselmo apostaron por el error ajeno y los contragolpes protagonizados por Sergio Sosa.
La polémica de la tarde llegó a los 25 minutos, cuando Lucas Romero cayó adentro del área y Mariano González ignoró la supuesta infracción. El unánime reclamo de los jugadores de Liniers dejó como saldo la amonestación a Emiliano Papa. Si bien los del “Turu” demostraban su dominio, los atacantes no lograban reflejarlo en el marcador.

Sin embargo, unos instantes antes de irse al descanso, el “Pincha” de Caseros sorprendió a Sebastián Sosa a la salida de un lateral. La perfecta combinación ofensiva encontró a Julio Serrano para que anotara el 1 a 0 y festejara su maravillosa conquista. Los esfuerzos del uruguayo para evitar la caída fueron un factor que sirvió para que aumentara la belleza del gol del ex hombre de Chicago.

El golpe recibido fue tan notorio, que en el inicio del complemento los de Fabián Anselmo tuvieron la oportunidad de ampliar la diferencia. Las fallas de la zaga central “fortinera” habilitaron a la punzante aparición de Sergio Sosa, quien probó de larga distancia y reventó el palo izquierdo del arquero “charrúa”. La desesperación empezaba a invadir al combinado porteño.

Con pocas ideas y lejos de molestar a Ríos, Vélez se fue desvaneciendo en el transcurso del encuentro. Estudiantes creció gracias a su disciplina táctica, y la triangulación de los de arriba expuso a la vulnerable defensa de Villa Luro. El delirio se concretó cuando Facundo Cardozo se tropezó con una pelota y la envió contra su propia valla. Con el 2 a 0, los de Tres de Febrero se garantizaron el boleto a la siguiente instancia, donde se enfrentarán a Instituto. No es la primera vez que esta entidad destroza a un grande en esta competición. La mística copera sigue vigente y los 12 compromisos sin derrotas dan cuenta de ello.