viernes, 10 de octubre de 2014

Así será la nueva chapa patente del Mercosur que será obligatoria en el país a partir de 2016

En Argentina sólo quedan las letras O, P y Q. La nueva combinación admitirá 450 millones de combinaciones simultáneas para un parque automotor actual de 110 millones de vehículos.-
En una reunión celebrada en el Palacio San Martín de la Ciudad de Buenos Aires, los coordinadores nacionales del Mercosur aprobaron un modelo único de chapa patente para identificar a los vehículos 0 kilómetro de los países que integran el bloque: Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela y Uruguay.

“La patente única, de uso obligatorio para los vehículos de los cinco estados, se comenzará a implementar en breve, ya que, para el caso de la República Argentina, las combinaciones alfanuméricas del sistema de patente actual se agotarán en 2015″, advirtió la Cancillería en un comunicado.

En efecto, en el país sólo quedan las letras O, P y Q. Fuentes del Ministerio de Justicia precisaron a Infobae que su uso será obligatorio a partir de 2016, aunque se podría comenzar a utilizar antes si se considera necesario.

El actual método de identificación de patentes argentino comenzó a regir en 1995, cuando se cambió el sistema de registro provincial por uno nacional. Una curiosidad: hasta hace unos años la impresión estuvo a cargo de Ciccone Calcográfica, la empresa por cuya venta está procesado el vicepresidente Amado Boudou. Los expertos consideran que si no llevara en un rincón el escudo nacional en color, el costo de impresión se hubiera reducido de forma considerable.

En ese momento se pensó en un sistema de tres letras y tres números, es decir, la posibilidad de tener 17.576.000 patentes simultáneas. Ahora quedan bastante menos de 2 millones libres. Lejos de esas cifras, el nuevo modelo de dos letras, tres números y dos letras permitirá 450 millones de combinaciones, para un parque automotor que actualmente tiene 110 millones de vehículos. En el Mercosur viven unas 280 millones de personas.

La Cancillería brindó algunas precisiones sobre el diseño de la nueva patente, que será más larga que la actual. “Tendrá 400 milímetros de largo por 130 de ancho, similar al tamaño de la patente que utilizan actualmente los vehículos de la Unión Europea”, informó en un comunicado. “Será de fondo blanco con caracteres en negro y, sobre una franja azul horizontal ubicada en la parte superior, llevará estampado el emblema del MERCOSUR y el nombre y la bandera del Estado de matriculación del vehículo”, agregó.

La tipografía es fundamental. Por caso, en Argentina, en su momento se descartó la letra Ñ para que no sea confundida con la N, pero muchos consideran que la elegida no fue la adecuada, ya que hay letras como la Q, la D y la O que parecen ser la misma figura.

Se desconoce si los propietarios podrán elegir la patente. Hasta ahora, sólo se podía incidir en el proceso cuando conformaban una palabra que pudiera ser considerada ofensiva, como OGT, AKB o GIL.

En diciembre de 2010, con el Mercosur sin Venezuela todavía, el bloque había acordado avanzar hacia una patente unificada, que comenzaría a regir en 2014 para vehículos de carga y en 2016 para todos los autos. El primer paso se dio con al acto de lanzamiento, que fue presidido por el canciller Héctor Timerman, junto al ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Bianco.

“Este logro del MERCOSUR que se anunció hoy en Buenos Aires, que significará ver a millones de vehículos de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela circulando por América Latina identificados con una misma patente común, representa el símbolo concreto de que la profundización del proceso de integración es, por sobre todas la cosas, una integración entre los pueblos”, evaluó el Ministerio de Relaciones Exteriores en la nota de prensa.

Los funcionarios presentaron además un Sistema de Interconsulta Regional, que permitirá centralizar la información sobre los datos del propietario del vehículo, la patente, la marca, el modelo, el número de chasis y año de fabricación, el domicilio de radicación y el historial de denuncias.