Microsoft presentó Windows 10, su nuevo sistema operativo

Estará disponible en pantallas desde 4 hasta 80 pulgadas y se espera que salga a la venta el próximo año.

La próxima versión de Windows, Windows 10, volverá a ser un sistema operativo que funcionará en distintos dispositivos, en un nuevo intento de fusionar las interfaces táctiles con las tradicionales del escritorio.

La empresa de Redmond confirmó el regreso del aclamado Menú de Inicio, que vuelve después de haber desaparecido en Windows 8, el anterior sistema que recibió diferentes quejas por parte de los usuarios.

Otro aspecto que busca mejorar Microsoft es que puedas tener varias aplicaciones a la vez en una misma pantalla, que se divide hasta en cuatro partes y sugiere otros programas para llenar el espacio que pueda quedar disponible. Otra característica es la opción de trabajar con múltiples escritorios y un botón de tareas para acceder de manera rápida a las aplicaciones abiertas.
"Windows 10 será nuestra mejor plataforma empresarial de todos los tiempos", aseguró el vicepresidente ejecutivo del grupo de sistemas operativos de Microsoft, Terry Myerson.

"El nuevo sistema operativo ofrecerá una experiencia ajustada para cada dispositivo, pero una única tienda ofrecerá apps y actualizaiones para todos los dispositivos", agregó Joe Belfiore, vicepresidente también de la división de sistemas operativos de Microsoft. "Estamos tratando de alcanzar el equilibrio correcto", destacó.

Microsoft pondrá Windows 10 a prueba de un grupo limitado de usuarios de la comunidad tecnológica con el programa Windows Insider, con un adelanto de las especificaciones técnicas para portátiles y ordenadores de escritorio.

Al revés de lo que se anticipaba, Microsoft decidió saltarse el nombre de Windows 9 que hubiese correspondido por orden cronológico. Esta nueva versión de Windows también permite correr aplicaciones creadas para Windows 8 en una ventana más en el escritorio.

La última actualización de Windows, en 2012, representó un gran cambio frente a la versión anterior, el Windows 7, y generó críticas entre muchos clientes ante la ausencia del familiar icono de comienzo y escritorio.